Categorías
Interes Social Literatura Micros Prosa Poética

El abismo son las guerras

Primera Guerra Mundial - Las Guerras Mundiales

El abismo no es el día que comienza,  ni la noche  escondida tras de éste.

Ni el límite con el contorno de las horas inacabadas. 

No se sabe lo que vendrá y por señales oscuras, el hombre supone adversidad.

Pero el abismo podría existir en la contemplación de una flor, por recurrir a definiciones;

el sol del oriente en su inmaculada claridad carece de suelo.

El abismo es el tiempo donde soy y estoy ausente, lo que sale desde el centro del ser y cruza las fronteras de la piel para destruir. 

El abismo son las guerras,  una y otra las guerras se hacen en poder de los hombres. Las diplomacias son temporales; tarde o temprano la fuerza del abismo humano continua.

El abismo es la pregunta que nunca, nunca se contesta, y no temo decir que el abismo, es solo un pensamiento en el corazón del hombre; la tierra sostiene sus pies.

Beatriz Osornio Morales, imagen de la red

Categorías
Arte Poética Interes Social La magia del Momento Literatura Micros Prosa Poética

Junio

Junio es un lugar muy callado; no se necesita aguzar el oído para interceptar las voces del árbol, el insecto habita la casa (Kafka debió escribir la Metamorfósis en Junio y no en septiembre) y los automóviles transitan la sala. El hastío del verano de Ray Bradbury trae carruseles y la música del camión de los helados huele a algodón de azúcar.

No se tiene siquiera que descorrer las cortinas para ver y estar allí. Pero he intentado gritar en Junio, cantar alto, y cada vez que lo intento, los decibeles se vuelven murmullos, como cuando alguien te dice un secreto al oído y tú prometes guardarlo para siempre. Exacto,  justo así.

B.O.M . imagen de la red.

Categorías
Literatura Micros Prosa Poética

Sol de mis silencios

Andar en bicicleta: 10 beneficios para la salud
El recuerdo es cosa del pasado, 
pero el silencio no existe en la memoria.
El silencio es primordialmente presente.

Yo he hecho un sol de mis silencios,
alrededor de él orbitan mis pasos, el mundo entero
gira en torno al silencio espacial.


Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.


Categorías
La magia del Momento Literatura Prosa Poética

Amatoria

Cómo enamorar a mi amante - los mejores consejos

En la frontera de mi vida hay un laberinto, donde reside una como voz queda del mar;  la sal y el agua dulce que bebí en sus orillas,  dice que las del río no son fronteras sino caminos.

Recuerdo que una vez nos encontramos allí, hablando a su vera,  tomados de la mano bajo las frondas de la primavera.

Recuerdo el mar- me dijo, mientras se paraba frente a mí para entrar en mis ojos “¿Oyes el mar tan lejano a estas  alturas sobre el nivel del mar?”  con seguridad en aquel momento, con él dentro de mí, escuche la marea del mar llamándome en sus ojos. Allí, nos besamos por primera vez con el cielo entre los labios. Desde entonces me llama cielo, nos tendemos en la hierba cada vez más cerca, y uno dentro del otro, nos reconocemos.

B.O.M.   prosa poética. Imagen de la red.

Categorías
De Sus Sueños La magia del Momento Literatura Prosa Poética

Nuestro Secreto

Vives en las sombras,  escondido del centauro. Los golpes del corazón son tan fuertes que sientes que te delatan,  cíclopes, pero te consuela el pensamiento de que los  desalmados tampoco tienen corazón.

Estoy pensando que te quiero un poco todavía, sólo hoy, quiero quererte y te quiero, porque quiero quererte con todas tus tormentas y las  mías. Ayer te quise como los ángeles despistados,  de alas suaves y ligeras sumas. Pero te quise demasiado para interrumpir, los ángeles siguen despistados. Con todo y las tormentas,  ellos siguen soñando … Ms. La Rue es una señora rolliza, y es maestra de matemáticas. A pesar de su mente matemática, ese superpoder,   que no todos poseemos, una vez que se arrodilla no puede levantarse. Es una linda señorota de voz queda y sonrisa de sol que ilumina su cabeza; cada vez que  veo sus viejas manos, el tiempo parece más imperdonable, sueña un ángel.

Ms. La Rue anhela una mano que la ayude cuando no pueda levantarse de estar preparando el jardín. Yo anhelo quererte un poco más, no en intensidad (las tormentas son suficientes) sino en durabilidad, en la luz y las sombras de cada día. Sin embargo, te prometo que este pequeño romance escrito, es nuestro secreto. 

Soñar con centauro - sueños y su significado - diccionario de sueños

B.O.M. Imagen de la red

Categorías
Fantasy Interes Social La magia del Momento Literatura Prosa Poética

Festividad en marzo

…Y está este centro, que podría bien ser una orilla del recuerdo, o de la constante ausencia con cara de abandono que rehuye los espejos.

Le han colgado adornos del Día de San Patricio. Ahora luce festivo, así que parece imposible imaginar que no sea éste el centro, el centro de todo, el centro del día en su defecto.

Un día con destellos y escarchas verdes en distintos tonos, leí algo que señalaba hacia el poniente. Me sorprendió ver las moscas atrapadas entre la cortina y el cristal de la ventana: el esfuerzo que tomará limpiar la porquería, para poder ver el crepúsculo que avanza en el poniente.

Con todo y la porquería, y el vacío que deja el abandono, éste es un buen lugar, flota en el aire como un puente colgante en la temporalidad.

Los monitores lucen tan brillantes como cuando estábamos en el otro edificio, ahora está en remodelación y parece una ciudad en ruinas, pero pronto, unos sólidos edificios se  erigirán de la demolición.

Por primera vez en mucho tiempo, marzo no es el mes más triste del recuerdo.

B.O.M.

Categorías
Diarios Literatura Prosa Poética

hubo días

De camino a este día, hubo otros días que lo hicieron  lo que es; un día de voces altisonantes, copos de nieve y nubes grises. Hubo días inciertos donde nada salió según los planes, ni nosotros mismos fuimos la felicidad; y a pesar de todo, sobrevivimos con la fuerza necesaria  para llegar a hoy.

Hubo días felices en los que mirar por la ventana era enamorarse del otoño, en los que  manejar en la carretera era experimentar la perspectiva de la hojarasca. Rendimos la voluntad ante  la belleza; son días innombrables por el color  y el contorno agudo del viento, uno quiere quedarse así para siempre, un matiz más del otoño, porque aun no llega el invierno, ni la nostalgia por el verano. Se saben por default pero entre más se tarden, mejor.

Hubo días sonoros, de risas y música que aun me hacen bailar y sonreír en este día gris, altisonante. La tensión solo necesita la orden de fuego para desquiciarnos,  o para lanzarnos con más fuerza al salto suicida del invierno. Si logramos cruzar al otro lado del invierno, habrá días que han hecho un trayecto, y este día sólo es un día más en el camino.

B.O.M. imagen de la red

Categorías
Literatura Prosa Poética

azul llama azul

Morfología Visual - ISAP: El Surrealismo

Perdí el portal del tiempo de regreso a las letras. Desde el 1 de Agosto he estado devota al cuentagotas de tus ojos, cuatro veces al día, tres gotas.

El azul, ay, el azul a contra luz; el lunes parecía que una gotita transparente flotaba en el centro del azul. El martes desapareció. Ese agujero negro que se dilato cerca del iris, debe habersela tragado. 

Hay momentos estupidos, nimios instantes en los que tus ojos son más grandes de lo que son, entonces el azul también flota en sí mismo, sabe Dios cómo es que no se escurre por los bordes de los tomatillos blancos. Tienes ojos saltones como si el azul se estirara de su oscuro centro hacia la inmensidad del cielo azul. 

Azul, llama azul.

B>O.M. imagen de Magritte

Categorías
Arte Poética Interes Social Literatura Micros Prosa Poética

Anotaciones de Inventario

Tengo el papel arrugado de un pensamiento. Su voz quiere hacerse oír, hacerse palabras; juntar las sílabas deshiladas que salen de su boca pequeña, de su lengua de aprendiz y hablar, hablar una hilera de montañas.

———————————————————————————————-
Falta el papelito donde se hicieron anotaciones a cerca del pintor de brocha gorda. No sé donde lo guarde, en qué bolsillo de qué pantalón o en qué tinta de qué bolígrafo lo escribí. Debió ser muy ancha la brocha para guardarse en la hoja blanca.

————————————————————————————————
Tengo un nerviosismo implacable. Veo al pintor de brocha gorda tratando de delinear un contraste, me inquieta que le tiembla el pulso. La mano se reusa a la línea recta, necesita soporte y el hombre la apoya contra la otra mano. ¿Será que el hombre tiene ya el pelo blanco? o ¿Será que el color amaranto es muy oscuro para el color crema, o es el marco de madera en pecho de paloma alrededor de la chimenea que arde sobre una base de mármol negro? Quizá es que la brocha es muy gruesa para un trabajo de artista. Si el hombre arruina la pared, no le pagarán. Siento pena por el pobre viejo, en vano la semana de trabajo y preparación sobre grietas, superficies descarapeladas, y tanto resanar, lijar y relijar para que ahora le falle la mano.
Al abrir el papel se escalan montañas sonoras.

B.O.M