Categorías
Cuenteando De Escribir El Arte y sus Artistas Literatura Micros

Gustavo

Taza de café con un libro

Algún día del mes de julio de un año que ya olvide, conocí a Gustavo. Me encontraba sufriendo por las cosas tiradas a la basura debido a otra crisis de aprehensión. En seguida me sorprendí haciendo confesiones a un completo desconocido, hombre atractivo por cierto; alto y fornido, llenaba perfectamente el pantalón casual que traía, el suéter beige y hasta los zapatos café oscuro que calzaba.

La gente quiere deshacerse de lo usado, tirarlo, reemplazar todo como si todo tuviese que ser siempre nuevo.

Yo le dije a Gustavo que sufro por las prendas que han sido parte de mi piel, como tu recuerdo, pedazo de trapo rojo, raído si quieres, pero lo atesoro junto con la blusa que llevaba cuando lo conocí a él. Con esa blusa azul marino que deja ver el cuello sin obstáculos y traslucir otras partes del cuerpo, me subió el color a las mejillas, como cuando tus ojos encontraron a los míos, y se quedaron allí mirando, estudiando cada gesto del alma en mi sonrisa.

Conocí a Gustavo tomando una taza de café caliente, no importa cuándo, solo sé que era en Julio y era en casa “y en una banca del parque” la tinta escribe; Gustavo, al principio simplemente miraba por el rabillo del ojo de las letras. Más tarde declaró que la trayectoria de las líneas que escribía yo no era derecha. Cuando las letras buscan defensa, la tinta responde que lo mejor está en lo que no está, como si dos gentes que se extrañan se unieran mejor en donde no están juntas, como si la tinta se moviera atraída por una fuerza de creatividad oculta.

Esto ya lo había vivido, siento como si tus palabras me delinearan, increpa Gustavo.

Las gotas de lluvia caen en el cristal del sueño. Gustavo hace rato que se quedó dormido con la taza de leche (él no toma café) a medias, en la mano derecha, allí junto al sillón redondo donde lo escribí por primera vez. Le he puesto un cobertor para cubrirle del frío. Después recogí la taza, la puse sobre la mesa de la cocina y antes de irme a dormir, acomodé el frutero en el centro del mantel.

Beatriz Osornio Morales. imagen de Pinterest

Categorías
De Escribir De Sus Sueños Interes Social Literatura Uncategorized

Entrevista para J.L. Castillo

La imagen puede contener: texto que dice "CALEIDOSCOPIO, EL ARTE DEL ENCUENTRO, DONDE LA VIDA ES SUEÑO Sábados de 11:00 a 13:00 hrs. con José Luis Castillo SMRadio 106.9 FM SM Síguenos en Facebook: fLa Vida es sueño SM Radio http:/ssemamcaa/io-viv"

Hoy se transmitió por Sistema Michoacano de Radio y Televisión, la entrevista que me realizara Jose Luis Castillo dentro de la plataforma de su programa de radio «Caleidoscopio, el arte del encuentro donde la vida es sueño.» Sugestivo ¿no? Junto con la entrevista se transmitió también una serie de poemas de mi autoría, leídos de viva voz por mi.

Me gustaría haberlos invitado a escuchar el programa, pero dado que no fue posible, voy a compartir con ustedes las preguntas y respuestas. Tendrán que utilizar su gran imaginación para poner las voces.

1. Si pudieras escribirle una carta a la niña que fuiste ¿Qué le dirías a la Beatriz niña?

Querida niña, ni te imaginas el montón de gente que vas a conocer un día. Nunca dejes de soñar  y preguntar sobre lo que hay detrás de las montañas. Te vas a cansar buscando las respuestas,  pero en el proceso, aprenderás a saborear más la vida. Me gusta tu energía, y la niña rebelde e inteligente que eres. Sigue así. Te quiero, otra versión de ti.  

2.Si pudieras enviarte una carta al tururo ¿Qué le dirías a la mujer de ochenta años que serás? Estimada señora, espero que te encuentres bien a estas alturas, y que no se te olvide nunca  mi nombre, lo hemos llevado desde antes de tener uso de razón. ¿Te acuerdas lo rebeldes que hemos sido? te imagino vigorosa, realizada, y todavía rebelde contra la huesuda,  y espero que no te sientas sola, siempre has temido a la soledad. Un abrazo desde tus mejores años. 

3. ¿Cuál es el principal evento o persona que haya definido tu profesión, tus ganas de querer escribir? creo que fue el descubrimiento de una voz propia en las palabras. Hace unos días contestaba a esa pregunta a un editor con quien compartimos el trabajo editorial de la página Masticadores de Palabras.Y le decía que de adolescente algunas amistades y parientes me pedían ayuda para escribirles cartas a los enamorados,  como me funcionó, supongo que me emocione escribiendo sobre gentes y situaciones imaginarias también.

4. A cerca de tu quehacer literario ¿cuál podrías definir como tu mejor logro?

Cada poema que siento terminado es un logro.

5. Si hay algo de lo cual te has arrepentido ¿Qué es y qué harías distinto?

   A veces me arrepiento de aun no haber publicado un libro. Aunque de momento no planeo hacerlo, todavía puedo. 

6. Si tuvieras que definir tu trayectoria de vida profesional a semejanza de una película ¿Cómo se llamaría? No se me ocurre ningún título. 

7. ¿Cuál es el regalo más reciente que te regalaste a tí misma?

Ayer me compré mi helado favorito

8. Si pusieras un anuncio en el periódico ¿para qué te promocionarías?

Soy pésima vendiendo. De niña llevaba dulces de leche para vender en la escuela, al final del día se acababan los dulces pero yo no juntaba dinero. Los olvidaba por allí y los chamacos se los comían.

9. Si tienes alguna vocación frustrada cuál sería? 

Cantante o locutor. Robaría por una buena voz.

10. La canción que mejor defina el siglo xx o el siglo xxi

el siglo 20 Beautiful disaster. El siglo 21 Zombie.

11. ¿Ante qué te sublevarías? 

¿En qué sentido? jajaja

12. ¿Qué nombre le pondrías a la calle donde vives?

Virginia Woolf o Sartre

13. Dinos ¿Qué es lo que el viento nunca se llevará de ti?

Mis poemas.

14.  Si fueras una profesional de la lucha libre ¿Cómo te llamarías?

jajajaja no sé.

15.  Y cuando despertaste ¿Qué seguía allí?

Mis ojeras, y el cielo.

Lo primero que te viene a la mente con estas palabras:

felicidad: abrir las cortinas

paz: la luz matinal en las cosas

fe: familia

amor: un abrazo

personaje: wonder woman

olor: el café

miedo: la soledad y la fama

erotismo: desnudez

dolor: violencia

imaginación: alas

quince minutos de fama: bailar bailar y bailar.

animal de poder: tigre

posdata: me encantó

Categorías
De Escribir Literatura Poemas

La sombra de la noche

Al tiempo de abrir la página en blanco,

salieron bandadas de insectos volando.

Me pregunte, de donde vendrían las hojas

del otoño en mayo.

Por la ventana entraba la sombra del árbol

que ayer tenía flores,

se echó como un gato en el suelo del libro

que intento escribir a diario;

a la sombra de pronto le brotaron recuerdos

de una tarde blanca en olvido,

pase mi mano por su pelo hasta que dormía.

Al dormir, la sombra se puso pesada como el plomo.

Con sonidos de cuerda en tensión

los insectos regresaron a la página en blanco,

uno a uno, a debatir el sueño.

Categorías
Books and Opinions De Escribir Interes Social

La Crítica de la Crítica/by T.S. Eliot

Ezra Pound Papers | Beinecke Rare Book & Manuscript Library

El libro de LA CRITICA DE LA CRITICA es una colección de ensayos y conferencias por T. S. Eliot, referente a la literatura y el lenguaje. De dicha selección hay poco desperdicio.

Allí fue donde encontré algunos puntos instructivos de Ezra Pound, un poeta poco comprendido en los países anglosajones -siendo él mismo nacido en Estados Unidos- al que se le ha adjudicado la paternidad del imaginismo y el vorticismo. En los países de habla inglesa se le ha acusado de vaguedad e imprecisión. Y ha sido valorado ampliamente en países de las lenguas romance, como Francia y Latinoamérica. Lo que prueba una vez más que nadie es profeta en su tierra.

Lamentablemente desconozco su obra poética. Espero no por mucho. Ya sé el siguiente paso que daré.

Sin más preámbulos:

Respuesta de Ezra Pound a la pregunta: ¿Está de acuerdo en que el gran poeta nunca es emocional?

-Sí, absolutamente, si por emoción se entiende, o quiere decir estar a merced de cada cambio de estado de ánimo…El único tipo de emoción, que vale la pena de un poeta, es la emoción de la inspiración, la cual energiza y fortalece, y está lejos de la mal hechura emocional y sentimental de cada día.

Y en cuanto a la plataforma del imaginismo, aquí están unos cuantos «nos» para los imaginistas:

1.No pongan atención a la crítica de hombres que nunca han escrito un trabajo notable por sí mismos.

2.No utilicen palabras y adjetivos superfluos que no revelen algo.

3.Tenga miedo de abstracciones. No recuenten en verso mediocre lo que ya se ha hecho en buena prosa.

4.No imaginen que el arte de la poesía es más simple que el arte de la música, o que se puede complacer al experto antes de gastar al menos tanto esfuerzo en el arte del verso, como en promedio un maestro de piano en la música.

5.Sean influenciados por tantos grandes artistas como puedan, pero tengan la decencia ya sea para dar a conocer la deuda total, o tratar de esconderla.

Sería demasiada osadía de mi parte, si insistiera en traducir aquí todo el ensayo a cerca de Ezra Pound y su métrica. Pero no podía dejar de compartir con ustedes estos puntos de interés literario. El libro viene rico en información que podría considerarse educativa, para los que así lo deseen. Si pueden lean.

Beatriz Osornio Morales, Imagen de la red.

Categorías
De Escribir Literatura

El narrador como personaje de una historia

Los diferentes tipos de narradores y sus características ...

 

          La descripción optimista de la voz que cuenta una historia es nuestra empresa hoy, y esta depende en gran parte de la perspectiva del narrador (autor), de la orientación que éste haya querido dar a la voz que el lector va de escuchar:

           Esa voz podría tener rostro de cazador, bebedor, acólito, ladrón, ama de casa, o salmodista, no importa gran cosa si es joven o le ha empezado a blanquear el pelo y la barba. Otros escritores toman el riesgo de hacer hablar a seres distintos a lo humano, y eligen a un animal como narrador, este puede ser un perro, gato, dinosaurio, unicornio, etc. El único problema que encuentro en esto, es que casi siempre se insiste en atribuir a estos raros narradores, con los códigos de comportamiento humano, es absurdo para muchos lectores.

          El narrador casi nunca se ve, es sólo un mensajero. Los hay intermitentes, con una presencia casual y escurridiza, y hay narradores todo-videntes. El narrador todo vidente, tiene casi siempre los ojos sombríos, hundidos entre los pómulos y los pliegues de la cara, quizá ha reído y se ha obstinado alguna vez en alguna otra empresa que no es la de contar una historia, el lector no lo sabe porque ¿a quién podría impresionar esta figura lo suficiente, como para el lector desinteresarse de las cosas de la vida que suceden alrededor de ese universo incrustado en las palabras que pronuncia el narrador?

          El narrador ha nacido en un tiempo, con un nombre, un corazón que le ha durado lo suficientes años de su edad, para contar su propia historia, sin necesidad de inventar. El narrador todo vidente es un personaje neutral, un voyeur, y aun así, un personaje central. El narrador es la voz de la historia, de las cosas y del tiempo encapsulado en las palabras.

 

 

 

Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red.

Categorías
Arte Poética De Escribir Literatura

El Trabajo ¿una dictadura?

Hay un proverbio chino que dice que La mejor cura contra el sentimiento de miseria, es el trabajo

Pensando en eso, he puesto mi vida bajo el microscopio, mi trabajo anterior, mis relaciones de cualquier tipo, pero sobre todo mis escritos, los he comparado con los escritos de la mano que abre ventanas y puertas con la tranquilidad de una mujer en la casa. Esta mujer sabe escuchar lo bueno y lo malo de cada día, pero al final parece que esos días no le pertenecen a ella, le pertenecen a su marido, al que le han sucedido todos los percances en el trabajo, en el camino del trabajo a la casa. Por el tráfico y los malos conductores que son en Virginia, dos o tres ocasiones ha estado a punto de accidentarse, nunca ha sido su culpa, dice que es por los malos conductores. La mujer no desaprueba, a ella no le ha sucedido, no le pertenece, como tampoco le pertenece la imaginación y las experiencias de sus niños. Ser secretaria la puso en ventajas para saber escuchar, era la mejor parte, aunque nunca logró admitir que lo único que le disgustaba de su trabajo era tener que servirle media taza de té al gerente, realmente si hubiera sido café o el té hasta el borde, no habría sido distinto, era el hecho lo que le disgustaba.

Al lado de la vida de los otros, mi vida parece tan poca cosa, tan insignificante frente a la de una madre que explica a sus hijos, cualquier cosa que sea lo que explica, la vida de una madre es tanto más que abrir y cerrar puertas y ventanas. Abrir cerraduras de alacenas sin vidrios, eso parece hablar de lo que escribo.

Junto a una bailarina que empuja algo invisible hacia el público, ésta mano, ésta escritura es la cura contra la miseria. Y si las letras son todo lo que tengo para trabajar, trabajaré sin descanso, pospondré noches, días, aplazaré cualquier compromiso para trabajar, me dedicaré con devoción a la dictadura del trabajo.

La lectura es parte del trabajo de un escritor. La escritura es su vida y a la vez su trabajo “La inspiración es el trabajo” era el fundamento principal en que se basaban los escritores llamados contemporáneos. Así quiero forjar la obra maestra de mi vida.

 

 

 

Beatriz Osornio Morales. Imagen de pinterest.

Categorías
Books and Opinions De Escribir Interes Social Literatura

Aquelarre de Poesía Ingrávida

Estoy flotando, con gran alegría les comparto este proyecto organizado y antologado por Darío Oliva de San Luis, Argentina, «Contra Molinos de Viento, Poesía Fusión 2020» donde participan más de cien poetas y se logra hacer una parva espectacular con más de 700 páginas,  poemas desde las más diversas esferas de habla hispana. Cada poema es fusionado con las obras de arte de la artista Alejandra Etcheverry, un lujaso.

Tres poemas míos fueron seleccionados para aparecer en ese aquelarre de poesía. Lo he llamado aquí aquelarre de poesía ingrávida porque de momento, se encuentra publicado solamente en formato pdf, para leerse de forma virtual. Y aquelarre porque se reúne aquí un diverso cúmulo de magia.  De tal manera que usted, querido lector pueda prestarle su materia, pueda hacerle un huequito allí en algún punto sensible de su carne.

Les dejo el archivo y suerte . Mis poemas vienen a partir de la página 491, pero no se limiten a leerme que ya bastante me han leído. Conozcan a muchos y mejores  poetas que desfilan en orden alfabético.

 

Preview attachment Contra molinos de viento-Poesía Fusión 2020.pdf

 

Espero puedan disfrutar de esta odisea quijotesca, que surge a raíz y durante el periodo más severo de la contingencia por la pandemia del covid-19.

Salud para todos.

Categorías
Arte Poética De Escribir Literatura

Pensamiento y Corazón

        

 

        Hay veces que la velocidad con que la mente dispara ideas, parece ser la misma velocidad con la que late el corazón. Pero si intentaramos escribir todas las ideas que la mente traza en vísperas de expresar una idea concreta, por más rápido que manuscriba la mano, ni siquiera el polvo se les alcanzaría a ver a los despavoridos pensamientos. El resultado sería abstracto, descorazonado quizá.

        Francamente no sé si a una vieja mano se le pueda entrenar para perseguir ideas ráfaga, y para controlar la fuerza que la adrenalina de la velocidad produce en el impacto del corazón. Escribir, lo ha hecho toda su vida…¿taquigrafiar? Correr es una cosa. Taquigrafiar es saltar sobre obstáculos, como saltar de un tren a otro, de una terraza a otra, pero la idea no siempre huye saltando, a veces aparece de forma desapercibida y así, como una gota, se pierde en un vaso de agua o se evapora de alguna superficie de roca, de hoja, de pasto, de piel…y con toda la lentitud del mundo ya es parte de otra sustancia; ya es agua, ya aire, aroma, menta en la boca, luz, pensamiento, idea inconclusa, y la mano a penas si logró trazar un esbozo indefinido.

        Ahora el corazón late tan lento que parece que se detiene dentro del pecho y late en otro lugar. Pero sé que esta idea es sólo un hermoso trazo de mano cansada, un aterido latir de corazón agitado.

 

 

Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red.

Categorías
Books and Opinions De Escribir Literatura

Música de Playa -Pat Conroy

En un tiempo en que había estado considerando escribir cuentos felices, historias de amor verdadero, donde la relación de dos seres prevalece a tormentosas situaciones, me vi en la necesidad de re intentar algo que había sido muy útil en el pasado: disfrutar de una lectura sencilla y ágil. A consecuencia de ello, me encontré con Pat Conroy como una buena opción, si consideramos la agilidad de su narrativa, pintoresca en ocasiones, pero rica en cultura general americana.

La parte de Roma en el libro de “Música de Playa” rompe la monotonía que a ratos se va amontonando en el extenso paisaje de Carolina de Sur. En parte por la extensión del libro que los hechos de la historia contada toman lugar en esos escenarios. Y en parte por la cantidad de situaciones domésticas en que se desarrollan los personajes principales, quienes han nacido y vivido allí o llegado desde muy temprana infancia.

El personaje principal es Jack, quien después del suicidio repentino de su esposa, y habiendo tomado la decisión de desarraigarse de su pasado y su familia (a quien culpa indirectamente por lo sucedido) decide mudarse a Roma con su pequeña hija Lia. Por meses sobrevive, (sin ningún interés en iniciar nuevas relaciones, particularmente amorosas) es víctima de tormentosos recuerdos, su hija como el único motivo que lo ancla a esta vida, es a la vez el eslabón que poco a poco lo va conectando con interminables recolecciones de su pasado y su familia, por ambos lados, con quienes compartió toda su vida desde la infancia, y quienes pese a las obstrucciones de Jack no desisten en retomar comunicación con la pequeña Lía.

De esta parte (Roma) particularmente me llenó de alegría la narración del carnaval de máscaras en Viena. El estado de ánimo sombrío de Jack, después de lo ocurrido no es el más festivo, pero asiste al carnaval de las máscaras donde deambula por las calles, más como un fantasma observador que como alguien que forma parte de la fiesta. Nadie lo nota, ni él nota a nadie. Hasta que una hermosas mujer enmascarada lo toma por sorpresa en la oscuridad de una calle, y sin hablar lo conduce por pasadizos hasta un escondite secreto, allí, lo seduce sin quitarse la máscara, sin encender la luz. Después del acto furtivo y apasionado, ella se aleja sin explicaciones, sin dejar siquiera un rastro de voz. Inexplicablemente, el hombre se siente entusiasmado de haber podido trascender el dolor físico y emocional que deja la muerte del ser más querido. La escena no deja molestia de pensar que Jack no tendrá forma de averiguar nada a cerca de la mujer misteriosa, lo relevante es que el encuentro insólito lo hizo volver a sentir vivo, después de tantos meses anestesiados por la pena y el dolor.

Aún no consigo escribir cuentos felices pero, ¡cómo he gozado esta lectura!.