Categorías
Arte Poética De Escribir Literatura

Correspondencias

Hablaré de otras cosas, las cosas que ocurren sin darnos cuenta; pero también está bien hablar ocasionalmente de lo obvio, más porque es parte de lo otro que por despistar, así como el silencio es parte de las palabras, el sonido es parte de la ventana que se estremece al caer el rayo.  Minutos después, el relámpago queda impreso en el verso.

Bajo la luz todo es posible ¿Lo es?

Ciertamente se reconoce un movimiento de respiración en el pecho. Qué magnífico ese sube y baja en la piel. Esas pequeñas digresiones del pensamiento que uno evita, son el espacio, el lugar, la atmósfera de una casa (a veces irrespirable) pero elemental.

Cuando se trata de hacer palpar esa atmósfera, es inevitable mencionar el polvo, el movimiento del aire y la quietud del mismo, así como la forma en que interactúan con los objetos de la casa, las escaleras, los muebles escasos donde flotan partículas de polvo iluminadas por una luz que se cuela por la ventana, la misma ventana estremecida una y otra vez por los ruidos externos.

Beatriz Osornio Morales, imagen de la red

Categorías
Arte Poética De Escribir Literatura Micros

El poema del soneto

Surrealismo, psicoanálisis y el estudio de la psique en la pintura -  ttamayo.com

Algo así como  media hora de tinta azul, y monotonía esforzándose por pensar algo concreto, y nada; esa cosa insustancial de la que tanto se habla en filosofía, la nada astuta del nihilismo. Entre lo concreto y la nada está el nihilismo.

Quiso hacer un poema del soneto, expuesto a sus medidas, despojado de la rima. No es seguro que lo haya logrado, el caso es que, hay un plano con esqueleto azul, desde donde se erige un castillo cerca del medio día.

Concluyó que el soneto no es un poema de la noche, digan lo que digan. Uno se figura que ocurre en plena luz del día, como algunos crímenes insólitos, te encuentran desarreglado, ya sea que aun lleves la corbata bien puesta, pero con la bragueta abierta, por descuido, el labial corrido, no falta alguna vulnerabilidad.

B.O.M. imagen de la red

Categorías
Books and Opinions De Escribir Interes Social Literatura

Voz propia

Hoy me di cuenta (mientras escuchaba unos audios de lectura que hice hace tiempo) que, a la mejor no tengo voz propia. A la mejor tengo la voz de mi madre, o la del silencio que es casi igual.

Cuando de niña acompañaba a mamá a la iglesia, y la oía cantar en los responsos, recuerdo que siempre pensaba: ¿Por qué canta así? Su voz era un murmullo que se ahogaba entre las altas y agudas voces del resto de la feligresía. Pero yo que estaba muy cerca de ella, a un lado de su vientre, oía solamente su voz, como si ésta  saliera de su la panza. Era como si (por alguna razón desconocida) no le fuera permitido cantar, como una madre que huye con su hijo pequeño en brazos, y durante la persecución, hay ratos que para calmar al niño y  para que su chillido no los delate, ella se ve en la necesidad de cantarle una canción, y lo hace en voz bajita, porque el descubrimiento de su voz traería consecuencias desastrosas para todos.

Esa idea… es tormentosa ¿no?. Imagina que cuando escribo, escribo como si aquí estuviera prohibido escribir, pero igual escribo, cuando leo en voz alta, leo como si no  estuviera permitido hablar ni leer, pero hablo de todos modos, leo en voz alta y hasta grabo audios de vez en cuando. Decía Virginia Woolf que para ser escritora, una mujer requiere de Una Habitación Propia, déjate de la habitación, con encuentre una voz propia, basta y sobra aunque no tenga casa.

A veces reconozco en mi voz, la voz de mamá; la he escuchado también en otra parte, solo que no recuerdo donde. Por lo que llego a la conclusión de que hay otras voces así.  

Pero encuentro que Sí, mi voz es mi voz, un desafío, la voz del disidente quizá, es rara, pero mi voz al fin.

B.O.M. imagen de la red

Categorías
Arte Poética Books and Opinions De Escribir Interes Social

Pensamiento bilingüe

Por el 2017 me ocupaba en pensar así:

Tengo que adaptar mi forma de escribir a este proceso pensante. Le sucede constantemente a las personas que hablan más de un idioma. Es necesario pensar en dos idiomas a la vez para descubrir la forma que se le quiere dar al texto. Al final, ganará el idioma que más sentido pueda dar a las palabras, desde la experiencia emocional que nos revela algo que decir. 

Anyway, la ventaja de alguien que conoce solamente un idioma, a la hora de descubrir que desea o necesita escribir algo, es que no tiene que batallar con el proceso semántico en el intelecto, solo tiene que observar el estado emocional y procesarlo de la única forma que conoce. En cuanto a la parte que batalla, se encuentra que el lenguaje materno tiende a ejercer control en el momento de la creación expresiva, sin embargo, la racionalización de trabajar un texto, es otro cuento, como lo expresa este

artículo: en Toronto Hispano https://www.torontohispano.com/publicacion/el-pensamiento-bilingue-pensar-en-varios-idiomas-expande-nuestra-personalidad-y-nuestra-mente/

By the way, anoche me senté frente al ordenador e intenté editar un poema en proceso, porque a parte, cuando se es escritor hay que trabajar el estilo y la estética para convertirlo en arte. Después de varios intentos en corregir sintaxis, me di cuenta que me satisfacen mejor las frases traducibles a los dos idiomas, no importa que esté escribiendo en español este particular texto, el proceso pensante da como resultado, algo que es apto, tanto para el español como para el inglés. No sé si este acto enriquece o empobrece el resultado final del poema, el caso es que me parece más honesto, puesto que lleva en sí, el tácito acto bilingüe que lo inspiró en primer lugar. You see!

Ahora bien, el lenguaje hablado es uno, y el escrito es como otro idioma, por lo que seguramente usted que escribe, entiende perfectamente a lo que me refiero.

B.O.M. imagen de la red

Categorías
Books and Opinions De Escribir El Arte y sus Artistas Interes Social Literatura

11.00 am

Pavel Bergr nacio el 30/11/1957 en Usti nad Labem, República Checa. Pasó su  infancia en un castillo gótico en Střekov y un palacio… | Surreal art, Art,  Art gallery

Un día no es como otro día… hay que quitarse los lentes, o ponerlos para ver, depende del día anterior.

Tras estos lentes, el filo de las formas desaparece, se difumina en niebla personal, una neblina que sólo tú puedes ver. -¡Pero qué dices, hombre!- la neblina es lo contrario de una visión, y con la edad las cosas toman o pierden, mejor dicho, pierden enfoque en un estremecimiento producido por sabe dios qué decrepitud, un fenómeno que se empieza a sospechar pasados los cuarenta, el mismo fenómeno que afloja las carnes irremediablemente.

Un día no es igual a otro, ¿viste?

Desde donde estás todos los días parecen igual, pero si te fijas bien, si eres miope y te pones los lentes para remediarlo, te darás cuenta  que cada día, el número de líneas simétricas varía de acuerdo a tus ojos, esos ojos que se ha de tragar la tierra con todo y sus días, sí, y nadie pone atención a unos ojos callados. Así que habla con los ojos y haz una obra maestra antes de quedarte verdaderamente ciego, irremediablemente ciego.

El secreto es, si eres ciego, tienes el oído para ver, las manos, la lengua para hacer ver, el olfato, el gusto, la piel, la entraña. La devastadora ceguera es cuando se apaga la luz en la cámara de tu mente, cuando se acaba la memoria y ya no encuentras las palabras, sería como pararse en medio de un desierto donde lo único que hay es arena caliente y nada, ya ni espuma, ni el recuerdo de la espuma, sin ello, la palabra espuma deja de tener un significado. Esa es la irremediable ceguera. Lo demás son borrones de la vida, metidas de pata de la genética, o qué sé yo. Pero hoy por hoy, aún puedes ver a pesar de la miopía.   

B.O.M

Estimados, con este texto comienza la serie «ciertas horas del día» ¿Qué les parece?

Categorías
De Escribir Literatura Poemas

Voces minúsculas

Conjuro la voz perdida, quebrada

en minúsculas voces 

que se esconden tras del espejo.


Usurparon mi nombre;

hace tiempo, hace un instante o

podría estar sucediendo, 

con la caída de las hojas.


En acto de rebeldía

me pongo a repetir mi nombre,

todas acuden a la imagen hambrientas, 

con sus rostros deformes, de piraña.


Imaginería sin contornos. 

Una parte mía calla y la otra habla,

la que calla es la que grita, y la que habla

desconoce su voz; las demás voces

se esfumaron con la primera imagen

en un canto de espuma. 


B.O.M
Categorías
Crónicas De Escribir Diarios Literatura

Entre la mañana y la tarde

Aun las frases quebradas son indicación de que hay algo vivo aquí, donde todo estaba inerte, sumido en el silencio. Después de todo no fue imposible jugar a las palabras, hacerlas salir y entrar por una ventana mediocre, pequeña para el tamaño del edificio, por donde solo una esquina de techo y pared con la oscura fronda de las coníferas, entran en esta mañana nublada donde muchos sin saber, estamos instalados. Los alambres de la electricidad dividen el paisaje en cuentas horizontales que también se cruzan a medias con las palabras. Pero una lámpara apagada en el poste y otra incrustada en la pared del edificio, son los únicos elementos que entran completos en el marco del ojo. Afuera todo parece escueto,  aquí adentro, la vida bulle de salón en salón, provocando mis nervios al punto de una emoción creativa cada minuto más irresistible; observar es siempre un buen estupefaciente contra la ebriedad del vacío interior, los cambios repentinos de planes, la fuerza de la corriente del sistema humano o el auto desconocimiento.

El salón de clases es un enjambre de voces cuando se suponía ser una tumba por el examen nacional de fin de semestre. Al parecer les jackearon el sistema computacional y los administrativos están apurados en repararlo. La maestra de Mate está explicando ecuaciones en otro salón. Su explicación se sale de tono y traspasa las paredes y puertas cerradas. No es para mí. Lo de enseñar a chicos malcriados. Yo monitoreo la paz de los pasillos, para lo cual mato el tiempo escribiendo frases interrumpidas, mirando de una lado a otro, busco sin buscar, o sin saber qué, de la ventana a los muros, las filas de lockers, la bandera a mitad del pasillo, frente al reloj que lee 8:36 am, el am lo imagine yo, el reloj solo tiene números y manecillas. La pared es blanca con mosaicos color crema en la parte inferior. Sobre la ventana, en la pared hay un cuadro amarillo como fondo de un paisaje marrón, donde un velero con vela izada cruza justo frente al horizonte; podría ser amanecer o bien podría ser atardecer, el sol es gigante en relación a los demás elementos del cuadro. Al lado derecho del cuadro en mayúsculas y en forma vertical, también en rojo, se despliega la palabra POQUOSON, el nombre de este distrito.

Sincerándome, es fácil matar el tiempo con palabras. Antes de que empezaran los exámenes, pasó por aquí el director de la escuela, y viendo que me había sido asignado monitorear, señalo que debería haber traído un libro, un libro atestado de palabras naturalmente, es la mejor arma contra cualquier posible ¿Mal tiempo? Le respondí que había olvidado mi libro. Como no quedaba ya tiempo de bajar a la biblioteca a pedir uno prestado, decidí hurgar,  y hurgar los más hondos silencios, los cuales resultaron ser necios en mostrar mi debilidad para sacar algo de sus minas. Pero con algo de la determinación que solía poseer años atrás, logré juntar suficientes cuentas dialécticas, y extraer de mi polvoso estado mental estas frases sin pulir, quizá un día brillarían como piedras preciosas en una hermosa alhaja, quien sabe.

Por lo pronto, sé que ha sido embriagador sacar ventaja de un cambio desafortunado, escribir es mucho más estimulante que leer o asistir una clase donde la mayoría de estudiantes no quieren aprender, a esas alturas del año, Mayo 21 todos están hartos de cumplir con el requisito de asistir a la escuela día tras día. Estoy convencida nuevamente de que escribir es lo mío. Decidido y asentado.

Entre el horario de la mañana y la tarde, tenía media hora para comer y transportarme de la secundaria a la primaria, donde cubriría la segunda mitad del día. Estoy sentada en el carro frente a la escuela, espero y nuevamente la necesidad de matar el tiempo se agarra a las palabras. Leí lo que había escrito en la mañana, aunque podría haber tomado siesta, mi estado emocional está demasiado activo para dormir, que se friegue el cuerpo cansado, seguiré escarbando el paisaje y construyendo sobre silencios. Me encanta la música, ha comenzado a lloviznar y yo escribo apoyada en el volante.

B.O.M. Imagen de la red.

Nota: Quería publicar en este 14 de febrero. En un principio pensé en publicar cartas de amor de alguna celebridad literaria, Virginia Woolf por ejemplo, y buscando encontré unas apasionadas cartas de Leonard a ella, perfecto. A la mera hora me dio cosa, como que estaba inmiscuyéndome en un asunto privado, eso tienen las cartas personales.

Categorías
Arte Poética De Escribir Interes Social Literatura Uncategorized

Abstracto


¿Es posible llegar a un punto abstracto de la vida? Si es posible, debe ser ese momento donde el paso se nos detiene en seco, de golpe, como si una fuerza invisible jalara hacia adelante y otra hacia atrás, quedando solamente las laterales despejadas, sabiendo que no podremos ir hacia la izquierda o la derecha, antes de liberarnos del alto total que producen dos fuerzas, que se encuentran y rechazan al tiempo de hacer coalición. La materia puede despedazarse si la intensidad del choque es extrema, la energía del ser saldrá volando en añicos, como un vidrio hecho trizas.

Con la energía dividida ¿Seguimos siendo lo que somos, seguimos siendo?
En este momento tengo la sensación del vidrio roto, pero quizá solo sea cuestión de física. Por lo pronto, queridos lectores, dejo este lienzo abstracto, hasta recuperar mi unidad creativa y el cielo se despeje.


Beatriz O. Imagen de la red.
Categorías
De Escribir Literatura Poemas

Labios inhóspitos

Cuando estés ausente
lo que hay que hacer 
es voltear y mirar, 
que estas conmigo
de labios inhóspitos, palabra.

Los hombres leen, al azar
trasiegan aureolas,
pero el halo de una llama oscura
anticipa el paso de los pies,
avanzan a ciegas
en la hoguera,
sobre las piedras desaparece,
avanza la periferia de la desolación.

Tus pasos se sientan a llorar;
siguen siendo tus pasos
perseguidos,
hasta desembocar en los litorales
del rocío,
humedecidos labios inhóspitos,
tus pasos, devorados;
palabras en mi boca.

B.O.M. imagen de la red.