Categorías
Con audio Diarios Interes Social Relato negro

Los pasos

Harvard desmonta el mito de los 10.000 pasos al día para estar sanos

Otra vez esos pasos ¿De dónde vienen, a dónde van? resuenan al lado, aunque bien podrían venir de arriba por el eco que hacen y se expande en un cuarto vacío, excepto que…el cuarto no está vacío, estamos los que duermen y yo. La unidad solo es de dos pisos, nosotros estamos en la planta alta, así que arriba seguramente está el techo de cara a las estrellas, el cielo está claro. Los pasos se aceleran, están corriendo.

Respiro despacio tratando de controlar el hipo. Dicen que hay que sostener la respiración ¿Por cuánto tiempo? pero acaso no era eso, ¿era respirar de prisa?. La sostengo lo más que puedo, ya lo he hecho un buen rato,  y el hipo sigue. Por un momento, mientras escribía, pensé que había pasado lo peor, pero el solo pensar en ello, lo disparó de nuevo en una grotesca contorsión, casi me destartala el pecho y me arroja fuera del cuerpo. 

Vaya, los pasos se calmaron…o se alejaron lo suficiente para no ser presentidos. Y pensar que hace un momento, cuando aún estaba en duda de su procedencia, los pasos anexos volvieron a… era cosa de un simple hipo, ahora reina la calma.

B.O.M. imagen de la red.

Categorías
Con audio Cuenteando Literatura Micros

Ruido en la niebla

Las voces de los comensales se enredan en el mismo tejido de la niebla, no se ve mucho pero  al menos irradian luz en el silencio. Es preferible estar aquí, entre la soledad de los otros, que estar atascados en la soledad de sí mismos. El ruido de las viandas es lo único que indica que estamos aquí haciendo tierra, el humo, además de la sensación de irritación en los ojos, produce una sensación de estar flotando, como la niebla vespertina de los párrafos largos.

Un Hummer pardo se estaciona justo bajo la lámpara del poste; sus luces se cuelan en la niebla y dejan al humo convertido en una sustancia lechosa, sustancia, sí, esa es la palabra, pues la niebla no es humo aunque lo parezca, es más líquido que humo, por tanto, sustancia, pero el humo de aquí adentro, el de los fumadores se disuelve en la nebulosa de palabras, por eso, es comprensible que la luz del Hummer hiciera resplandecer un poco la sustancia de la niebla. Por momentos la niebla era de ámbar, y leche, de miel y lecho, verbo más que sustancia.

Y nosotros ¿no estamos solos en esta historia de líneas invisibles,  apretadas, de párrafos densos, donde los obstáculos se enredan en los demás sucesos, y lo poco que esa niebla densa de respuestas negadas deja distinguir, es humo en el restaurante, preguntas interminables, sin tono de pregunta, pero al final preguntas?

B.O.M

Categorías
Con audio Diarios La magia del Momento Literatura

También está un te quiero

Lo que ves es lo que hay, lo que hay es lo que ves, dicen.  El problema es la mentira que encierran esas palabras. Si fueras pinocho, tu nariz esta mañana tocarìa California, y mira que está lejos. 

Hay un mapa en la pared, pero es solo una mancha vista desde el otro lado.

Tambièn hay una laptop en el escritorio, mi lunchera, un poster de Dr. Seaus que lee “Kid, you`ll move mountains” y el periódioco que acabo de poner allí nada más aventado, con  las historias sin leer aún.  No es mucho lo que veo, pero estoy yo también,  no me veo a mí misma, alguien más tendría que verme aquí,  sentada escribiendo con una pluma prestada, un sueter negro de tres cuartos de manga, el pantalón rosa coral y zapatos negros; eso es lo que ves tú, yo lo sé porque  fue lo que escogí ponerme hoy, pero aquí y ahora solo tú me ves. ¿No es raro?

Y esa, es solo una pequeña parte de las mentiras que se ocultan en la frase de “lo que hay es lo que ves, lo que ves es lo que hay” y el truco de los ojos o la realidad escurridiza que no se compromete a ser corroborada. Te quiero también existe en el mismo cuadro, espero que lo veas. 

Del otro lado de la pared te veo con mi oído. Hablas con alguien que no distingo, podría ser Rahe. Te distingo a ti,  porque te vi hace rato en el área común, veo tu camisa salpicada de verdes y magenta, y tu pantalón verde petróleo. Oigo tu voz que se esconde en murmuraciones, me dice que estas hablando en voz baja, y veo esos ojos tuyos que abres más cuando hablas que cuando escuchas. Te miro con mis oìdos y te conjugo con un te quiero que se esconde en la necia invisibilidad.

Beatriz Osornio Morales. Vídeo de la red

Categorías
Books and Opinions Con audio De Escribir Diarios Interes Social Literatura Uncategorized

Momentos Críticos

Sobre Carta a un Joven Poeta de Virginia Woolf

Entonces Virginia insiste en el asunto ese de Carta a un Joven Poeta. No sé bien en qué fecha de 1931 empezó a mencionarlo en su diario que estoy leyendo ahora. El caso es que para 1932 (Enero y Febrero) ha insistido varias veces, y me picó la curiosidad.

Recurrí a la búsqueda en línea y encontré una versión en inglés que anota ser publicada por Hogar Press en 1932. Los preámbulos, el tono de los preámbulos que utiliza Virginia Woolf en esta “carta” son los del analítico, nada de paternal o maternal como se esperaría que utilizara un experto hacia un principiante. Incluso a ratos, el tono es descorazonador y hasta desdeñoso.

Las últimas dos partes de la carta que constan de dos tupidos y extensos párrafos, el tono y contenido se sienten más conciliadores, incluso, cándidos. En esta parte Virginia admite que no comprende algo concreto en la poesía moderna, sin embargo, reconoce los valores de lo sugestivo, en cierto modo, lo creativo de querer el poeta exteriorizar ese mundo abstracto que solo él ve dentro de sí. No siente ella que ese mundo haga eco en el mundo de la realidad exterior, o que no ve ella ninguna referencia entre ese abstracto y excitante mundo interior del poeta, con el mundo exterior del lector común. En eso ella encuentra una de las cuarteaduras o fisuras más peligrosas de la poesía moderna. Y aconseja al joven poeta a aprender a ver también hacia afuera, a escuchar a la señora x, o al cuate aquel, ella, y los señores, es decir, poder ponerse en el lugar de cualquiera a la hora de escribir. Me parece buen consejo. Saber que la realidad tiene muchas caras, voces o matices, solo puede enriquecer todo acto creativo.

Lo que hallo difícil de tragar, es la ya sea pretendida o auténtica arrogancia con que los narradores, entre los cuales se encuentra ella misma, desdeñan las bases y la forma de la poesía, no sé si es desdeñar, el caso es que pone a la poesía en desventaja contra la prosa, mediante el alegato de que el uso de la rima (que ya casi ni se usa) limita la profundidad, la vastedad de la expresión poética, (quizá por ello, Virginia Woolf se desplaya poeticamente en su narrativa) como si la poesía fuera solo palabras medidas, sin tomar en cuenta que el trabajo, o el placer, o la tortura, o la búsqueda principal de los poetas es encontrar cómo quitar los límites a las palabras, hacer que una línea, incluso una plabra, digan más de lo que en la prosa acostumbran decir. Desde la experiencia del poeta, la poesía es más que palabras, éstas son solo un medio para explorar esa rara sustancia que fluye en la existencia de toda persona, aun cuando algunos lo ignoran, y no pueden precisar qué cosa es, hasta que leen un buen poema.

Este tono: “Naturalmente, cuando una carta costaba media libra para ser enviada, tenía que tratarse de un documento algo importante; era leído en voz alta, se ataba con una seda verde, después de cierto número de años se publicaba para el infinito deleite de la posteridad. Pero su carta, al contrario, tendrá que ser quemada, solo costó medio centavo para ser enviada, por tanto, podía darse el lujo de ser íntima, irretiscente, indiscreta al extremo” hay aquí cierto desdén hacia la carta del joven poeta que quizá le cuenta aquí algunas cosas privadas sobre terceras personas, y donde además, al parecer, el joven se queja de que encuentra difícil escribir poesía sobre personajes y situaciones concretos. Y además, el confianzudo le pide que le escriba y le diga lo que ella piensa sobre la poesía: ”Escriba y dígame hacia dónde va la poesía, o si está muerta”

Ella le contesta que cartas como las de él, que es una carta de verdad, pueden leerse en voz alta h han de ser quemadas porque no vivirán para la posteridad. Golpe brutal:

“Antes de empezar, tengo que aceptar esos defectos, ambos natural y adquiridos, los cuales, como encontrarás, distorsionan e invalidan lo que tengo que decir sobre la poesía.” (su falta de educación formal, la cual ella señala como el inconveniente principal para validar su preceptiva sobre poesía) otro obstáculo que ella pone o quizá sea aceptable, es que su práctica en la prosa, la llena a ella y a muchos narradores de una actitud de celos tontos con respecto a la poesía. Aquí, la razón empieza a equilibrar la balanza y es una parte que me gustó mucho:

“Por ciertas frases en su carta, deduzco que usted piensa que la poesía es un camino precario, y que su caso como poeta, en este particular otoño de 1931 es mucho más difícil que el de Shakespeare, Dryden, o Tennyson. De hecho, es el más arduo que jamás haya habido. Aquí me da el comienzo que voy a tomar para una pequeña charla: Nunca se piense singular, nunca considere su caso más difícil que el de otra gente. Admito que la edad en la que vivimos, lo hace difícil. (pero) Por primera vez en la historia hay lectores, un gran número de gente que se ocupa de negocios, de deportes, de cuidar a sus abuelos, de arreglar paquetes detrás de un mostrador, todos ellos leen ahora, y quieren que se les enseñe cómo  leer y qué leer, y sus maestros (los reseñistas, los conferencistas, los presentadores) deben con toda humanidad hacer la lectura fácil para ellos”

Me gusta ese pensar en otros. Quizá no todos los lectores en la actualidad están en esas circunstancias, a algunos les gusta el reto de la lectura difícil, sin reseñas, ni explicaciones para hacer tierra, pero nunca está de más uno que otro pie de página.

Luego continúa diciendo al poeta, que está bien a veces apoyarse en lo establecido (Shakespeare, Tennyson, etc), incluso dejar que todos esos grandes del tiempo, formen parte del presente particular, aceptar que vivan en uno.

Es una carta extensa para ser carta, y llena de paréntesis y referencias alternas que a la autora en su momento, parecen haberle conectado con lo que tenía en mente decirle al joven poeta. Esas digresiones son parte del encanto literario de Virginia Woolf. Quizá valga la pena un día leer una traducción completa de la supuesta carta, que más bien sería un ensayo, de momento he querido solo hacer referencia a las inquietudes que despertó en mi primera lectura.

Categorías
Books and Opinions Con audio Diarios Interes Social Literatura

Buried Alive

El Corazón Delator - Edgar Allan Poe by Daniela Muñoz Fernandez 1



De acuerdo a mi diario rojo, por el 7 de febrero de 2019, estuve viendo un documental sobre Edgar Allan Poe, ese fascinante y oscuro personaje de la literatura, poeta por excelencia. El documental se titula Buried Alive.

Mucha de la información en el documental, es conocida, otra no tanto, pero habiendo leído muchas de sus obras, uno asume el resto.  Poeta estadounidense que naciera  en Boston un 19 de Enero de 1806, y fallecido en Baltimore en 1849. Una de las cosas que no es extensamente conocida sobre Poe, es que él fue uno de los pioneros de los cuentos de detectives, una aventura que diera comienzo con su  cuento “Monsieur Du Point” de donde se inspiraron mucho después, el nacimiento de Sherlock Holmes y Pierot, los dos más conocidos detectives de la literatura universal. En el documental, distintas voces narradoras, se van difundiendo en la tinta negra de Poe. También pionero del relato corto.

El título Burried Alive, Enterrado vivo, basado en el aura de uno de sus cuentos más escalofriantes, Corazón delator. Todo el documental, oscila de este tema como centro de la vida y muerte del creador del poema del Cuervo, que lo llevaría al reconocimiento literario que tanto venía buscando con cuentos hasta entonces, pero la fama mundial, le vino precisamente por ese poema..

Y así, con ese aire de oscuridad, la noche de Poe, sus varias noches fatídicas se unen a mi noche insignificante y desconocida ahora, solo que…. pensar en el duelo del poema El cuervo, produce pesar, es como tenerle miedo al miedo de perder a una persona, así como muchas cosas se vuelven innombrables, el dolor es demasiado aun en la imaginación.

Aquí  pego el enlace para los que quieran ver el documental: https://vimeo.com/181997936

B.O.M

Categorías
Con audio Diarios Literatura Uncategorized

La estación violenta

Estimados lectores,

Hoy descubrí este poema de la autoría de Octavio Paz, y como sigue mi racha de explorar lecturas en voz alta, más con el fin de calentar la casa en este crudo invierno, prendí fuego a la voz y así habló el poema. Hice un podcast en Anchor que distribuye también en Spotify. Lo pueden escuchar aquí:

Espero les guste este poema
Categorías
Con audio Crónicas De Escribir Interes Social Literatura

Los podcasts y yo

imagen de Vangogh

Estimados lectores, en noviembre del año pasado experimenté con el temido audio de mi voz. Siempre he temido a escucharme a mí misma. Lo sé, es bastante pueril pero al escribir imaginaba tener distintas voces a mi voz real, que loco, no?

Y nada, tenía que enfrentarme a ese monstruo tarde o temprano. Entonces a petición de algunas personas, en especial ante la invitación de un amigo a participar leyendo en un programa de radio, me arme de valor e hice unos cuantos audios. Con una manita de gato, quedaron así. Les dejo el enlace para Anchor donde están colgados esperando algún oído dispuesto a sentarse 6 minutitos a escuchar cinco poemas. Hay otro audio sobre Restrospección que arme yo sola, y para aprender el arte del audio, lo hice podcast.

lhttps://anchor.fm/beatri/episodes/Cinco-poemas-de-Poetriz-em5n2a#_=_

espero les guste la aventura, obvio, me encantan sus comentarios.

Y sorry por el anuncio, ignórenlo. Pueden adelantarlo y pasar directamente a los poemas. Gracias.