UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

Del ciego que midió el tiempo en pasos IV

En el aeropuerto sigue
yéndose tu voz por los pasillos,
incontables pasos, horas de camino
anda su perfume sin abrir los ojos.
Justo (en el) arranque de motores;
se diluye tu risa en la que adivino
un vestido rojo… tu voz,
voy impregnado de ella
de sus fragancias sonoras,
anuncian los altavoces
“pasajeros con destino a la luz”
El lugar se ilumina de tu rostro invisible.

B.O.M. Imagen de la red


2 respuestas a “Del ciego que midió el tiempo en pasos IV”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: