UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

ENSAYO DE UNA IMAGEN

La primera luz lame

los cuerpos desanudados

-Daniel O. Requelme-

 

Más que un estudio técnico, éste ensayo es un des-anudar las palabras para tratar de profundizar en la experiencia de la imagen poética.

En la primera parte, encontramos “La primera luz” Un génesis, un nacimiento de luz que principia la imagen. Hablamos de una luz joven, tierna que se origina como protagonista de una imagen activa. La luz primera tiene un efecto de verbo sustancial, con el simple hecho de nombrarla transmite luz.

El verbo como centro de una oración, es de una importancia vital en la experiencia que ejerce la imagen; “lame” Tiempo presente de un verbo propio de los seres vivos, lamer. La primera luz tiene vida y toca, lame, lo hace con una naturalidad casi animal, pero con la ternura del recién nacido que acaricia como por instinto, un instinto que revela, una luz que toca como si necesitara lo que toca para existir.

El objeto donde el verbo ejerce su acción “los cuerpos desanudados” Bajo la lengua de la primera luz, las formas se hacen visibles; en los cuerpos desanudados hay un apocalipsis de la unidad, un estado de separación, y una unidad solamente insinuada por el roce de la luz tierna. La luz descubre el des anudamiento y con ello, da origen a la unidad previa.

Hablamos de una imagen poética activa, rica no sólo en sus proyecciones de imagen visual, sino también en su sentido ontológico, con relación a la primera luz y la percepción humana de la primera luz.

A mi parecer se trata de una imagen bien lograda en sus connotaciones expresivas. Una imagen que se completa en sí misma como universo, es ya un poema.

 

Resultado de imagen de lengua de luz

 

Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red

, ,

6 respuestas a “ENSAYO DE UNA IMAGEN”

  1. Responder en lo metafísico, o en la física conceptual es fácil, no así en lo poético, por que es emocional, y describir una emoción es complicado por eso está el poeta, que te explica con la sublimación del lenguaje un estado emocional. Me ha gustado como no puede ser de otra manera

    Le gusta a 1 persona

    • Es que solo se puede hacer desde la perspectiva de lector, porque la intensidad que el escritor sugiere está atado a la elección de vocablos, y ya sabemos que muchas veces, éstos varían en matices conforme a la percepción del lector.
      Gracias por tu comentario, Juan Miguel. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: