Categorías
Books and Opinions Interes Social Literatura

Permanencia VS Caducidad

Esta es la primera vez que Ana sospecha de estar sobreviviendo una charla y esto le causa estupor. Se restriega las manos debajo de la mesa para ocultar un gesto desagradable. Mientras su expresión permanece impasible, la conferencia sigue su curso. Y es que es nada; excepto bajo la mesa, bajo la piel, bajo  las palabras, aquí la naturaleza continúa su carnicería de el más fuerte domina.

Las conferencistas son dos mujeres profesionales, escritoras que adoptan el papel de control alternativamente. Los asistentes reconocen la dinámica y el curso transcurre en orden. Quince personajes conforman la audiencia.

Una de las conferencistas apuesta en favor de “la permanencia de las palabras”, mientras que la otra, se presentó solamente con su nombre de pila, quizá un seudónimo,  contrataca con “la caducidad de las palabras”

La primera (no hace falta escribir su extenso nombre) se basa en los principios de que si las palabras expresan un sentido, por ejemplo, el instante en que un amante mira  los ojos de su amad@ y le dice “te quiero” quizá sea un instante furtivo y corto y pase antes de darse cuenta, las palabras pronunciadas sin embargo, permanecen. En un momento dado la situación cambia, quizá para esos amantes. Los “Te quiero” siguen expresando el primer instante que las hizo nacer. ¿Algún otro amante las reconocerá?

La dama de un solo hombre basa su criterio precisamente en el instante fugaz. Si una palabra expresa la situación de un instante, y sabemos que los instantes pueden ser pasajeros, naturalmente que las palabras mejor dicho, el sentido que encierran las palabras cambia. Una especie de analogía con recipientes que se llenan o se vacían. Es decir que en este momento las palabras “te quiero” pueden estar llenas de significado, así lo sientes, pero el mismo “te quiero” puede decirte nada en otro tiempo  ¿te quiero qué? si no está vacío el recipiente de las palabras, el contenido ha cambiado de color, de olor, de consistencia y hasta de sabor, ya no contienen la misma sustancia, o ésta se ha enturbiado. Así que desde la perspectiva individualista, quizá pueda hablarse de caducidad de las palabras, sobre todo en estos tiempos en que hasta los documentos de identidad como las actas de nacimiento caducan.

Mientras las ponentes extienden sus yuxtaposiciones, la audiencia puede que tenga entre  manos otros contenedores, puede que cada uno sobreviva a otros instantes, y todo esto, de escuchar y equiparar distintos criterios, siga siendo desesperado intento de comunicación, un estar golpeando la nuez para sacar la pepa, o un intento por rellenar el propio vacío. 

Ana, continúa restregándose  las manos y una pregunta surge después de la conferencia: Si ya no siento que “Te quiero” ¿Es posible que lo que caduque sea el sentimiento y no las palabras? Las palabras no caducan, caducan los sentimientos; las emociones o afectos con que se llenan. Uno jamás debería preocuparse por la caducidad de las palabras,  sino por la caducidad de los sentimientos. 

 

Resultado de imagen para reloj nostalgia, roto arte

 

 

Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red.

Por osorniobeatriz

Escribo porque es posible existir en las palabras, y probar que el sueño de la vida interior es real.

2 respuestas a «Permanencia VS Caducidad»

En verdad concuerdo con todos los puntos, porque al final lo que importa es cómo lo entienda cada persona; A veces una frase que oíste al pasar se grava en ti como si fuese un mensaje celestial, cuando en realidad no fue hecha particularmente para ti.
También es cierto que hay frases o palabras que no tienen el mismo sentido si te las dice una u otra persona, y depende del momento también.
Suelo inclinarme más a la visión de Ana, en este sentido, lo que caduca es el sentimiento, el significado o el trasfondo de las palabras, éstas existirán por siempre, en cambio, el mensaje de fondo y las emociones se transforman.

Me encanta volver a leerte. Un abrazo.

Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s