Categorías
Uncategorized

Sueño Irrisorio

Había un soldado en la ventana junto al monitor de registro. No sé como llegó o de dónde vino vestido así…su presencia gratuita es curiosa, pensé, pero  no hay que reirse de los sueños, por más irrisorios que parezcan, son cosa seria y hasta pueden contagiar su realidad.

Los dinosaurios no beben agua en el mar, su lenguaje es descifrado por graznidos.  Pero yo en el idioma español sacio cualquier sed, es como caer a la cuenta de algo ¿Qué rayos es este email sobre ebooks? La única confusión fue el despertar, caer a la cuenta de que la oficina siempre está ajetreada y es uno de los lugares menos aptos para soñar despiertos, así que borro el email e intento mantenerme alerta.

Lo único que tiene que hacer -indico al soldado-  es escanear su licencia de manejo aquí y listo, así. Una lucecita roja parpadea en el escáner, y luego un beep indica que el intento fue exitoso. El pase impreso no tarda en craquear. El soldado le quita el reverso al pase y se lo pega en el pecho del lado del corazón.

Así esta mejor, palabras en español para explicar los sueños. Lo duro sería soñar en ruso o en japonés; las letras son rarísimas…¡Imagínese los sueños!

Del otro lado de la pared, alguien trata de abrir la puerta que no abre porque no existe. Gine grita desde adentro “no hay nada allí” el intento se calla. Entonces ella sale a ver quien era el ruido que intentaba abrir la puerta disimulada en la pared. Al ver que el pasillo está desierto, supone que era cosa de otras alternativas, de personajes que sueñan intentando encontrar algo, o puede que se trate del más allá, no del que siempre le han hablado, no. Uno de los tantos más allás que se ignoran.

Si existiera una forma clara de comunicación sabría con seguridad explicar si esto es el más acá, si en verdad ocurrió lo sucedido, o si se repite interminablemente el sueño aun estando despiertos…pero aquí estoy trabajando un documento en  pausas, mientras el soldado toca nuevamente el monitor junto a la ventana para registrarse, esta vez ante mis ojos incrédulos es tragado por una fuerza invisible, dejando visible junto a la ventana solamente un par de botas desamarradas.

 

Beatriz Osornio Morales. Imagen de Vangogh

Por osorniobeatriz

Escribo porque es posible existir en las palabras, y probar que el sueño de la vida interior es real.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s